Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Astillero, Blog
La Pintura Marina y su influencia en el Ecosistema Marino

BY FERNANDO ROSERO BATALLA

lk
El uso de la pintura tipo marina aplicable en la industria naval, empleada por la marinería propia de las embarcaciones y en los astilleros navales, marítimos y fluviales, las podemos hallar en embarcaciones tipo crucero como también en los buques de guerra, pasando por los otros tipos como por ejemplo: cabotaje – carga general – cementeros – tanques – petroleros – químicos – ferries frigoríficos – graseros – graneleros – pesqueros – gaseros – remolcadores y buques de salvamento – naufragio y desastres – marítimos – transporte de carga pesada – dragueros – portacontenedores – ro-ro-cargo – rescates marítimos – grandes veleros – buques especiales – cableros – buques oceanográficos y lanchas de práctica, entre otros. Tiene su origen en la búsqueda por cumplir su finalidad primordial, la protección de los materiales. En este sentido, se trata de proteger el acero contra la corrosión, la madera contra la putrefacción y el envejecimiento, los fondos de las embarcaciones contra la incrustación, el plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV) contra el deterioro y la corrosión de las armaduras y el resto de materiales contra elementos como la contaminación. 
 
Este listado de materiales y elementos que deben protegerse, sugiere una idea bastante completa de aquellos hitos en los cuales la pintura como protección mecánica que es, utilizada en el sector naval, constituye el medio de protección más utilizado por no decir el único, que es económicamente viable. Por otro lado, además de la protección, otras razones más o menos obvias por las cuales se aplica la pintura en embarcaciones también es por la descontaminación, la facilidad de limpieza, la decoración, identificación, señalización, camuflaje, seguridad o imagen corporativa. 
Una escama de pintura microscópica, que mide alrededor de 320 micras de diámetro, recolectada durante una encuesta de CPR en el sur del Mar del Norte. Foto: ANDREW TURNER, UNIVERSITY OF PLYMOUTH; Reino Unido
Ecología y Contaminación Marina 
 
Universidades a nivel mundial a través de su departamento de ciencia y tecnología, han realizado una serie de análisis químicos a zonas marítimas altamente navegables, más que todo en el Océano de Atlántico Norte, encontrando que cada metro cúbico de agua de mar contiene un promedio de 0,01 de escama de pintura. 
Además, con el estudio científico realizado, se sugiere que esas escamas ocupan el segundo lugar en términos de abundancia registrada después de las fibras microplásticas, las cuales presentan una concentración estimada de alrededor de 0,16 partículas por metro cúbico. 
 
Un análisis químico detallado de algunas de las escamas, realizado en partículas recolectadas durante los estudios, también reveló altas cantidades de cobre, plomo, hierro y otros elementos. El estudio, publicado en Science of the Total Environment, fue realizado por científicos de la Universidad de Plymouth y la Asociación de Biología Marina (MBA). Esto se debe a que están diseñados para tener propiedades antiincrustantes o anticorrosivas, y los investigadores dicen que podría representar una amenaza ambiental adicional tanto para el océano como para muchas especies que viven en él cuando ingieren las partículas.
El Plomo (Pb) y el impacto de su uso en la pintura marina
 
¡EFECTIVAMENTE! el plomo se añadía, y aún en algunos sectores lo hacen, a la pintura para asentar el color, mejorar su resistencia a la corrosión y/o acelerar la rapidez de secado. “Los astilleros…sean grandes o pequeños, regularmente están regidos por una serie de normas del sector, entre los que se cuentan la que limita el uso del plomo. El gobierno de Colombia por intermedio de la RESOLUCIÓN NÚMERO (0414-2021) MDDIMAR-SUBMERC-AREM 11 DE MAYO DE 2021 establece los criterios técnicos y procedimentales para el reciclaje seguro y ambientalmente racional de los buques y artefactos navales”, haciendo énfasis en el uso del elemento Plomo (Pb). 
 
Por otro lado, la ley 2041 de 2020 busca garantizar la salud del ser humano en un ambiente libre de plomo mediante la fijación de lineamientos generales que conlleven a prevenir la contaminación, intoxicación y enfermedades derivadas de la exposición al metal. Igualmente, la ley prohíbe el uso, fabricación, importación o comercialización de productos tales como juguetes, pinturas, tuberías, insumos agropecuarios y cualquier otro, cuando contengan plomo en cualquiera de sus compuestos en niveles superiores a establecidos por los reglamentos técnicos en el territorio nacional. De hecho, los trabajos de reparación exigen mucha sensibilidad y cuidado con esos materiales al momento de aplicarlos o utilizarlos. 
 
Los recubrimientos e imprimantes con plomo se han utilizado masivamente en los astilleros durante mucho tiempo, aunque ahora le han bajado el tono a su utilización, sin embargo, por necesidad en los astilleros que trabajan con buques movidos por energía nuclear se emplean grandes cantidades de plomo metálico como material protector frente a radiaciones. Por otro lado, los trabajos de reparación de buques a menudo requieren la eliminación de viejos recubrimientos que con frecuencia contienen plomo. 
 
La OMS 
 
Así las cosas, y en vista que muchos países no han podido alinearse respecto a la convicción de que la pintura con plomo sigue constituyendo una fuente de exposición, la OMS ha unido fuerzas con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con el fin de crear la Alianza Mundial para Eliminar el Uso del Plomo en la Pintura. Además, la OMS es uno de los asociados en un proyecto que, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, tiene como finalidad ayudar al menos 40 países a promulgar medidas jurídicamente vinculantes de control de las pinturas con plomo. La eliminación gradual de las pinturas con plomo para un futuro no muy lejano es una de las medidas prioritarias para los gobiernos establecidas por la OMS en la Hoja de ruta para fortalecer la participación del sector de la salud en el Enfoque Estratégico de la Gestión Internacional de los Productos Químicos de cara al objetivo fijado para 2030 y años posteriores. 
La contaminación de la tierra, el agua y el aire también afecta a la vida marina y, sin lugar a dudas a los seres humanos.

REFERENCIAS

  1. “Antifouling Paint Particles: A Never-Ending Story?” de Katrin I. Reiser y Michael E. Böttcher en Environmental Science and Pollution Research (2019).
  2. “Biofouling and its impact on the environment” de Graeme F. Clark y Roger N. Bamber en Marine Pollution Bulletin (2011).
  3. “Marine Paint Biocides: Characterization of Environmental Fate and Effects” de Gudrun Maes, et al., en la revista Environmental Pollution (2017).
  4. “Antifouling Biocides in Coastal Waters of Chinese Cities” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
  5. Revistas; “Marine Pollution Bulletin” y “Environmental Science and Technology”.
  6. Regulaciones y directrices específicas sobre las pinturas marinas y sus ingredientes, establecidas por la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).
  7. Sitios web de organizaciones ambientales y conservacionistas, como Ocean Conservancy y The Nature Conservancy,

Autor:

Fernando Rosero Batalla

En el año 1984 me inicié en la Armada Nacional de Colombia, me gradué como maquinista naval, técnico industrial y como tecnólogo naval con especialidad en astilleros, gerencia de proyectos y estimación de costos. En 2007 después de haber llegado al último grado de mi carrera naval, me licencié de la Marina con honores y múltiples condecoraciones incluyendo la de profesor militar; obtuve el empleo como Estimador de Costos de Obras Navales en el astillero naval Cotecmar del Cuerpo General de la Armada Nacional de Colombia. En el año 2013 obtengo el título de Ingeniero Industrial (énfasis en costos y presupuestos) en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia y posteriormente la especialización en Finanzas en la Universidad del Norte. Entre 2014 y 2016 me desempeñé como asesor comercial de empresas conexas al sector astillero y como jefe del departamento administrativo del puerto marítimo de Palermo. En 2017 obtuve las licencias como perito en contaminación por hidrocarburos y perito en maquinaria naval, para más tarde desempeñarme como autoridad marítima colombiana bajo la dirección de DIMAR. En 2020 obtuve la doble titulación como Magister en Alta Dirección Empresarial y como Magister en Administración de Empresas en la Universidad Aldo Moro en Bari Italia. En Julio de 2020 fundé el Astillero Académico EFTEA® “escuela de formación tecnológica astillera”, institución educativa para la expansión del conocimiento científico astillero. Actualmente, además de realizar tareas de investigación en el semillero ODES (optimización, diseño, energía y sostenibilidad) del Grupo SIGCIENTY (sistema de gestión científica y tecnológica) Clasificación “A1” de minciencias; Avalado por: universidad nacional abierta y a distancia; universidad ECCI y la corporación unificada de educación superior CUN, imparto capacitación para el trabajo y el desarrollo humano en el Astillero Académico EFTEA® de manera presencial y online. He dirigido más de 50 tesis tanto en el ámbito militar naval, así como también, en el área civil.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Abrir chat
1
Astillero Académico
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?